El Despacho
Salas Bodegas Campos


Entrando a la Bodega, a la derecha vemos la Taberna y a la izquierda nos encontramos con una primera estancia, la que fue el despacho del fundador de esta empresa, de ahí su nombre. Actualmente es un comedor para diez comensales, pero distintos cuadros, objetos y recuerdos que adornan esta sala nos evocan aquella época. Como las botellas de las principales marcas de vinos que tuvo Bodegas Campos, en una repisa alta, antiguas fotografías y diplomas o el expositor en forma de racimo que preside la sala. Como curiosidad diremos que el subsuelo de esta estancia se excavó en su tiempo y es un aljibe para el vino. Este aljibe o truhal, que es su nombre más correcto, ayudaba cuando venían a la Bodega en camiones cisterna grandes cantidades de vino nuevo del año desde San Roque, el lagar montillano de los Campos,  hasta aquí, interrumpiendo el tráfico y cortando la calle. Luego, con más tranquilidad,  el vino se iba trasegando desde el truhal a las botas de roble, para su silenciosa crianza.

Salas y reservados
Bodegas Campos


Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Más información.