Historia de
Bodegas Campos


Las Bodegas Campos de Córdoba abrieron sus puertas en el año 1908, dedicándose a la crianza de vinos de los pagos de Montilla y Moriles. Tras una laboriosa andadura, son hoy un referente gastronómico y cultural de la Ciudad, caracterizado por su defensa de las tradiciones populares.

A un corto paseo desde la Catedral, están enclavadas en la collación de la Axerquía, desde el tiempo de los árabes la zona más industriosa de Córdoba –platerías y curtidos principalmente-, que en el siglo XIX fue centro comercial de la Ciudad y es hoy Patrimonio de la Humanidad.

Su interior, abierto al público desde el año 1964, está formado por un interesante conjunto de antiguas casas y patios cordobeses de diversas épocas, conservados con el cariño y la sencillez que son el emblema de la Casa.

Alberga una extensa colección de viejos carteles de Ferias y festejos taurinos, y las firmas ilustres de sus botas de roble dan noticias del paso por esta Bodega de celebridades de dentro y fuera de España: la Casa Real, jefes de estado, flamencos, escritores, toreros y artistas.

A partir de 1989 Bodegas Campos se incorporó al sector de la hostelería, dedicando sus naves y dependencias a la celebración de congresos y de banquetes familiares y de empresas. Más tarde, en 1995, inaugura su Taberna Restaurante y el servicio de Catering, con un espíritu de actualización de la cocina tradicional y búsqueda de la excelencia en el servicio.

Desde el año 2004 Bodegas Campos gestiona la Escuela de Hostelería de Córdoba, y desde 2005 cuenta con Centro Logístico de Producción propio, situado en el Polígono de las Quemadas.

En el año 2008 esta Casa celebró su Centenario, enfocado como un agradecimiento a la Ciudad y a todos los clientes y amigos por su buena acogida durante un siglo.

Ese mismo año se creó la Fundación Bodegas Campos, para el fomento de la cultura,  gastronomía y  tradiciones populares. La Fundación, que cuenta en su patronato con el Rector de la Universidad de Córdoba y con los presidentes de las principales fundaciones de la ciudad, fue calificada por la prensa como “Fundación de Fundaciones”. La duquesa Cayetana de Alba es su presidenta de honor.

Y en el 2010 se crea la Cátedra de Gastronomía de Andalucía, que, entre otras actividades y publicaciones, ha promovido el Máster de Gestión de la Restauración con la Universidad de Córdoba, como título propio, y la colaboración de importantes empresas agroalimentarias.

A la casa matriz de Lineros, 32, la antigua Bodega de crianza de vinos de Montilla-Moriles, se ha sumado un nuevo edificio, la Torre de la Barca, en la otra orilla del Guadalquivir, en plena Campiña de Córdoba, como marco para celebraciones, convenciones y congresos.

El nuevo cortijo de la Torre de la Barca, edificado en 2009 donde no había nada, excepto unas maravillosas vistas sobre la ciudad, se concibió como un reto para la empresa en su segundo siglo de andadura: cruzar el río Guadalquivir y colaborar en la recuperación del legado cultural de la Campiña y del campo de Córdoba en general.

El quehacer de Bodegas Campos durante todo este tiempo ha sido valorado por distintos premios y distinciones, aunque la principal satisfacción para esta empresa  ha sido y es que toda persona que pase por la Bodega se sienta como en su casa, porque verdaderamente es la suya.

  • Medalla de Plata al Mérito Turístico (1988). Junta de Andalucía.
  • Premio “Alimentos de España” (1995), Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
  • Premio Andalucía de Turismo (1995). Consejería de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Andalucía
  • “Maceta de Oro” (1997). Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses.
  • Premio “Cordobeses del Año” (2000). Diario Córdoba.
  • “Empresa socialmente responsable” (2003). ETHOS, Fondo Social de la Comunidad Europea.
  • Medalla Provincial de Turismo (2005), Consejería de Turismo de Córdoba, Junta de Andalucía.
  • Premio “Óptima” (2005), Instituto Andaluz de la Mujer, Junta de Andalucía.
  • Premio Andalucía de Turismo (2007), Junta de Andalucía.
  • Premio Andalucía Económica (2008).
  • Premio Nacional de Hostelería FEHR (2010).
  • Premio de Andalucía (2013), Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Han visitado
Bodegas Campos


A lo largo de este siglo y pico de andadura son muchos los personajes célebres, españoles y extranjeros,  que han visitado la Bodega, enamorados del alma sencilla y popular de esta Casa, de las galerías de botas en penumbra y de los alegres patios de cal y azulillo. La lista de visitantes sería ya, a estas alturas, casi imposible de hacer. Flamencos, poetas, matadores de toros, políticos, nobles y artistas; su rastro puede seguirse en las cariñosas dedicatorias que un día dejaron en las viejas botas de roble donde se cría, tan misterioso, el vino, o en las fotografías que hay desperdigadas por toda la Bodega.

La reina doña Sofía trajo aquí a su hermana Irene de Grecia y a su prima Tatiana Radziwill, para que conocieran el flamenco y la chispeante cocina del Sur. Tony Blair apareció un buen día de paisano, estuvo tapeando con su amigo el guitarrista Paco Peña, y a la vuelta a Londres no se olvidó de los Campos, mandando invitaciones para la recepción de Downing street.

Noches flamencas de verano en los patios de cal y azulillo, visitas oficiales y de incógnito, encuentros culturales, exposiciones y veladas en los días de Feria…  Puede decirse que aquí se ha celebrado de todo un poco,  y que por aquí ha pasado y pasa todo el mundo. Todo el mundo que quiera adentrarse en la hondura de esta ciudad antigua, en sus tradiciones más queridas  y en su entrañable cultura popular.

El poeta cordobés Antonio Gala, amigo de esta casa desde niño, nos ha dejado esta cariñosa evocación de lo que es su paso por la Bodega:

“Desde hace muchos años, cada vez que he vuelto a Córdoba, he vuelto también a las Bodegas Campos. Se trata de un lugar en que lo cordobés aparece con su hermosa evidencia, y en el que se es recibido con una hospitalidad llena de afecto. Un lugar donde puede descansarse del ajetreo que tan mal le sienta a la ciudad, y que resume bien la sabiduría vital, la parsimonia y la secreta elegancia que caracterizan el auténtico carácter cordobés y no el contaminado. Sin las Bodegas Campos, la Córdoba de hoy no estaría completa: le faltaría uno de sus más fieles recordatorios”

Un paseo
por la historia


Un paseo por la historia de Córdoba y la cultura de Andalucía

VISITA GUIADA A BODEGAS CAMPOS

¡Ay si las paredes hablaran!

Más de 100 años de historia de una bodega contada por paredes, muebles, suelos, salas y techos.

Cada rincón, cada geranio, podría abrumarnos de relatos de flamencas y bailaores, toreros, intelectuales, aristócratas, gobernantes, cantantes, artistas…: Lola Flores, la Duquesa de Alba, Manolete, el Cordobés, Rocío Durcal, Antonio Gala… y otros muchos, con y sin nombre que llenaron y siguen llenando de calor nuestra biografía.

Un sinfín de casas particulares, con sendos patios tradicionales, que fueron sumándose a un negocio en torno al vino y la gastronomía de Andalucía… Y ya sabemos todos lo que aviva el buen beber y el buen comer.

UN MUSEO DE CARTELERÍA CENTENARIA

Las paredes de la Bodega no sólo han acogido un gran número de eventos memorables, sino que han servido de soporte y marco expositivo para una extensa y valiosa colección de cartelería de la Feria de la Salud de Córdoba que comienza allá por el 1898 y que recoge obras de autores tan destacados como Julio Romero de Torres.

¿Desea reservar?

  1. Déjenos sus datos y contactaremos con usted.
  2. Nombre*
  3. Email*
  4. Nº de personas*
  5. Teléfono*
  6. Escriba el siguiente texto*

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Más información.